¿Qué mejor forma de publicidad para eliminar los prejuicios del virus VIH que imprimiendo una revista con sangre infectada por este virus? Este hecho ha ocurrido en Austria y desde Imanes Nevera BW te contamos los detalles. La revista Vangardist ha decidido lanzar una edición especial en Austria y Alemania, envuelta en una bolsa de plástico y cuya portada señala “Esta revista se ha impreso con la sangre de personas VIH+”. A partir de ahí, nosotros tenemos dos opciones: o bien abrir la bolsa y leer la revista, o bien no hacerlo por miedo a contagiarnos. El editor colombiano de la revista Carlos Andrés Gómez decidió emprender una campaña para concienciar a la gente de que tener el virus del Sida no es sinónimo de tener que sufrir una marginación social. Esto se debe a que muchas personas no son capaces ni de estrechar la mano ni de tocar a personas con este virus, por miedo a contagiarse. El proceso de elaboración de esta revista no fue nada fácil, ya que era la primera vez que una revista se imprimía con sangre y encima, sangre infectada por un virus muy poderoso y temido. Tuvieron que encontrar un laboratorio que estuviera dispuesto a realizar este procedimiento, además de descartar cualquier riesgo de infección, ya que aunque sepamos que el virus muere en el momento en que entra en contacto con el ambiente, la percepción social y los rumores sobre el VIH haría que la gente no estuviera demasiado receptiva a tocar la revista. La mayoría de los laboratorios no quisieron arriesgarse y fue la Universidad Médica de Innsbruck, en Austria, la que aceptó el proyecto. El departamento de Virología realizó una “esterilización en autoclave”, es decir, aumentó la temperatura del líquido a 100 °C a través de vapor de agua para destruir los microorganismos. Una vez que el virus estaba fuera de peligro, el siguiente paso fue encontrar una imprenta que quisiera mezclar la sangre con tinta de sus máquinas. Las grandes compañías rechazaron la idea y solo una, Forum Donau Druck, aceptó. La revista salió al mercado y como la mayoría de temas polémicos, hubo diferentes opiniones. Algunos aceptaron con agrado esta idea tan novedosa y original y fueron muchos los que compraron la revista, atreviéndose a romper con la bolsa que la cubría como sinónimo de acabar con los falsos rumores. Otros, por el contrario, vieron el proyecto como algo grotesco y fuera de lugar. Desde Imanes Nevera Bw nos parece una idea bastante arriesgada, pero como dice el dicho, quien no arriesga no gana.

e-max.it: your social media marketing partner